Make your own free website on Tripod.com

CONDICIONES PARA EL ESTUDIO

 

 

regresar inicio                                              regresar a recursos aprendizaje

Tu inteligencia y tu esfuerzo personales te ayudarán mucho en tu trabajo de estudiante. Pero no creas que sólo con ellos pueden alcanzar el éxito; hay otros aspectos fundamentales que debes tener en cuenta:

Los aspectos ambientales:

1.- Procurar que tu ambiente familiar sea agradable

2.- Tener un lugar tranquilo para estudiar

3.- Disponer de silla y mesa cómodas.

4.- Trabajar con buena luz, natural o artificial.

5.- Evitar los ruidos: el silencio te ayudará a concentrarte

 

       Los aspectos personales:

1.- Estudiar cada día a la misma hora.

2.- Buscar para ello el momento en que te sientas más descansado.

3.- Dormir lo suficiente todas las noches.

4.- No hacer grandes esfuerzos antes del estudio.

5.- Alejar de tu mente las preocupaciones y los disgustos.

6.- Si además de todo esto pones buena voluntad y entusiasmo, verás como tu estudio será más eficaz y pronto cosecharás sus frutos.

Consejos para Mejores Resultados en tus Estudios

Si no estás dispuesto a esforzarte a diario es mejor que no sigas leyendo.

Usa un silla cómoda pero no demasiado.

La iluminación ha de ser buena y por la izquierda (si eres diestro). Por ejemplo es buena idea un flexo con una bombilla azul de 60 w . El resto de la habitación ha de tener una luz tenue.

Estudia en tu habitación. No en la cocina, ni en el comedor... Si no tienes sitio en casa búscate una biblioteca cercana.

 

La zona de estudio debe estar ventilada. Tus neuronas necesitan oxígeno.

La mesa ha de estar limpia y despejada de aquello que pueda distraerte (tele, equipo de música, juguetes, revistas, muñecos). Pero el lugar de estudio debe ser agradable.

No se estudia con música. Solo puedes escuchar música suave cuando hagas tareas rutinarias y que no requieran casi nada de concentración.

Prepara todo aquello que puedes necesitar para luego no tener excusas para levantarte. Bolis, agua, libros...

Es mejor el estudio individual, sobre todo en época de exámenes.

Planifica el estudio: hazte un horario de estudio para diario y uno especial para la semana antes del examen. Ten tu horario en lugar bien visible.

En el horario, procura alternar Ciencias/Letras. Deja lo más fácil y rutinario para el principio y el final de las horas de estudio.

Los periodos de estudio serán de unos 50 minutos alternando con 10 minutos de descanso. ( No prolongues ni un minuto los periodos de descanso que te fijes). Casi nadie puede estudiar, por ejemplo, 2 horas seguidas sin descansar. Aprovecha los periodos de descanso para: ir al servicio, merendar, llamar a los amigos, hacer recados.

No abuses de la tele. Si hay algún programa que quieras ver, inclúyelo en tu horario de estudio como un periodo de descanso.

Si estás inseguro y crees que te faltará fuerza de voluntad, pide a tus padres que te ayuden a cumplir el horario.

Tus padres te pueden ayudar también, por ejemplo, tomándote la lección.

¿Cuánto estudiar a diario?

*       De 4 a 6 años 15-30 min. /día ..................... 3 ó 4 días/semana.

*       De 7 a 12 años 1-2 h/día................................. 5 días /semana.

*       De 13 a 18 años 2-3 h/día............................5 ó 6 días/semana.

Estas indicaciones pueden variar mucho según tu capacidad, el número de suspensos, la proximidad de los exámenes (en época de exámenes estudia todo lo que sea necesario), etc.

Pase lo que pase NUNCA duermas menos de 6 horas por la noche. El cansancio te hará rendir menos en los exámenes. Si no tienes tiempo para estudiar, planifícate. No hagas creer a tus ingenuos padres que eres muy estudioso porque te quedas por la noche sin dormir para poder estudiar.

No vale decir: Hoy no tengo que estudiar porque los profesores no me pusieron tarea. Seguro que tienes esquemas que hacer, repasar temas difíciles, trabajos pendientes, leer libros...

Una buena idea es leerse el tema que el profesor va a explicar al día siguiente. Es muy bueno para alumnos que les cuesta mantener la atención durante toda la hora de clase porque estarán especialmente atentos cuando el profe explique aquello que no comprendimos en el libro.

Planifica bien los trabajos y no los dejes para el final. Quítatelos de en medio cuanto antes.

Evita que tus amigos llamen durante el estudio. Diles cuáles son tus ratos de descanso para que te llamen en ese momento.

El lugar de estudio debe ser agradable, pero sin motivos de distracción.

Es bueno consultar enciclopedias u otros textos.

Si pierdes la atención en clase a los 10 minutos, toma apuntes. Así es más difícil despistarse. Además tendrás todo lo que haya explicado el profesor. Puedes usar abreviaturas, símbolos... Generalmente no te recomiendo pasar los apuntes a limpio porque ese tiempo es más valioso para hacer esquemas o estudiar.

Si ves problemas insuperables pide consejo al psicólogo de tu centro escolar. Ir al psicólogo no es estar loco. También tu tutor del centro escolar puede ayudarte. No conviene dejar problemas importantes sin resolver.

 

 UN PLAN DE TRABAJO

 

 "UN BUEN PLAN DE TRABAJO DEBE SER PERSONAL, REALISTA, FLEXIBLE Y CON TIEMPO PARA EL ESTUDIO Y TIEMPO PARA EL DESCANSO"(Brunet)


DONDE ESTUDIAR Y COMO ESTUDIAR

- En una habitación que dispongáis para ello, si puede ser de tu uso exclusivo, sin malos olores, bien aireada y ventilada, ni con mucho calor ni con frío, sin molestias de ruidos, ni otro tipo de distracciones (televisión, cuarto de juegos de los hermanos, radio, etc.).

- Ten una mesa de trabajo amplia, en la que puedas tener encima todo el material que vas a necesitar, sin otros objetos de distracción como revistas, juegos, adornos móviles, etc.

- La luz que sea preferiblemente natural y si no es así que sea blanca o azul y que proceda del lado contrario a la mano con la que escriben (a un zurdo la luz tendrá que provenirle de la derecha).

- Tanto la mesa como la silla deberán estar en consonancia con tu altura, ser cómodas pero no en exceso. La silla tiene que tener respaldo y ser dura. La excesiva comodidad te llevará a rendir menos e incluso a dejar de estudiar, pero con la incomodidad ocurrirá lo mismo.

- Debes cuidar mucho la postura. Con el tronco estirado y la espalda apoyada en el respaldo de la silla. A una distancia alrededor de 30 cm. del libro o apuntes y si es posible que estén inclinados por un atril u otro objeto, esto hace que la vista y los ojos no se cansen tan pronto.

- Es muy importante estar decidido a la hora de ponerse a estudiar, no titubees e intenta mentalizarte de que ese es el trabajo que tienes que hacer y es mejor hacerlo con alegría y distensión que enfadados y sin ganas.

- Es muy importante que antes de ponerte a estudiar hagas una reflexión sobre todo lo que vas a necesitar y lo coloques o en la mesa o al alcance de la mano (diccionarios, libros de consulta, bolígrafos, reglas, enciclopedias, etc).

- También es muy importante que sepas que es lo que vas a hacer cada día y tenerlo todo planificado (pero con flexibilidad). Por eso es muy conveniente que hagas un horario de estudio diario pero que tiene que ser realista, teniendo en cuenta tus capacidades, realizable y factible y también flexible y preparado para los imprevistos, donde no solo esté reflejado el tiempo de estudio sino también el tiempo de ocio y descanso. Recuerda que cada hora debes descansar 10 minutos.

- A la hora de hacer tu horario piensa cual es el mejor momento para estudiar, según tus condiciones, y siempre empieza por las asignaturas más fáciles para pasar posteriormente a las más difíciles y terminar con otras también fáciles.

- Las horas de ocio también son importantes, no te olvides de ellas.

- Debes dormir una media de 8 a 10 horas, es fundamental para luego rendir bien.

 

 

 

 

ATENCIÓN Y CONCENTRACIÓN

 

 

La atención y la concentración son fundamentales para aprovechar las horas de estudio y las explicaciones dadas por el profesor en clase. Para muchos de vosotros esto es un verdadero problema. La necesidad de estar atentos y de concentrarse en el estudio es algo básico. 

Pero existen muchos elementos que influyen en la atención: 

      La motivación y el interés conØ que estudiamos.

      Las preocupaciones: problemasØ familiares, problemas con los compañeros, problemas con los amigos, preocupaciones sexuales o amorosas, problemas de dinero, etc. Las preocupaciones causan mucha ansiedad y desconcentran nuestra mente a la hora de estudiar o atender.

      El lugar en que se estudia yØ las condiciones del mismo.

      La fatiga: no se puedeØ estudiar estando cansado o con sueño 

Pero podemos hacer algo para que estos factores nos influyan lo menos posible. Intenta motivarte. Piensa que lo que haces es para ti, sino ten por seguro que fracasarás. ¿Por qué estudio? ¿Qué deseo llegar a ser? ¿Qué puede aportarme el estudio a mi formación como persona? Respóndete a estas preguntas y a partir de ahí actúa.

 Piensa en ti, en tu futuro, en tus ideas, en tus ilusiones. No te dejes llevar por las situaciones adversas que te rodean, ni por los comentarios, ni por la idea del paro; lucha, esfuérzate, sigue adelante.

Debes intentar resolver los problemas o las preocupaciones. Afronta los problemas. Búscales una salida. Siempre hay una solución. Busca consejo, busca ayuda en profesores, amigos, psicólogos. No te dejes derrumbar. 

También debes cuidar el ambiente donde estudias. 

      Cuida tu estado físico y tuØ descanso.

      No seas un dormilón. RespetaØ tus horas de sueño.

      Haz algo de deporte.Ø

      La atención, por lo tanto, noØ es solo algo relacionado con la fuerza de voluntad. También debemos tener en cuenta todo lo expuesto anteriormente.

      Para eliminar el aburrimientoØ estudia de una forma activa y dinámica: con bolígrafo y papel.

      Toma notas, subraya, hazØ esquemas, busca en el diccionario las palabras que no entiendas.

      Cuando estés en clase tomaØ apuntes, mira al profesor, pregunta cuando no entiendas algo. Seguir las explicaciones de la clase es uno de los momentos a los que más rendimiento sacamos partido.

      Se positivo tanto con elØ profesor como con la materia. No te hundas por las adversidades que vayas encontrando.

      Como idea final soloØ recordarte que en la clase debes tomar apuntes

Todo esto te garantizará el aprendizaje posterior de ese contenido. ¡Te lo aseguro!

 

 

DONDE ESTUDIAR Y COMO ESTUDIAR

 

*        En una habitación que dispongas para ello, si puede ser de tu uso exclusivo, sin malos olores, bien aireada y ventilada, ni con mucho calor ni con frío, sin molestias de ruidos, ni otro tipo de distracciones (televisión, cuarto de juegos de los hermanos, radio, etc.).

*         Ten una mesa de trabajo amplia, en la que puedas tener encima todo el material que vas a necesitar, sin otros objetos de distracción como revistas, juegos, adornos móviles, etc.

*         La luz que sea preferiblemente natural y si no es así que sea blanca o azul y que proceda del lado contrario a la mano con la que escriben (a un zurdo la luz tendrá que provenirle de la derecha).

*         Tanto la mesa como la silla deberán estar en consonancia con tu altura, ser cómodas pero no en exceso. La silla tiene que tener respaldo y ser dura. La excesiva comodidad te llevará a rendir menos e incluso a dejar de estudiar, pero con la incomodidad ocurrirá lo mismo.

*         Debes cuidar mucho la postura. Con el tronco estirado y la espalda apoyada en el respaldo de la silla. A una distancia alrededor de 30 cm. del libro o apuntes y si es posible que estén inclinados por un atril u otro objeto, esto hace que la vista y los ojos no se cansen tan pronto.

*         Es muy importante estar decidido a la hora de ponerse a estudiar, no titubees e intenta mentalizarte de que ese es el trabajo que tienes que hacer y es mejor hacerlo con alegría y distensión que enfadados y sin ganas.

*         Es muy importante que antes de ponerte a estudiar hagas una reflexión sobre todo lo que vas a necesitar y lo coloques o en la mesa o al alcance de la mano (diccionarios, libros de consulta, bolígrafos, reglas, enciclopedias, etc.).

*         También es muy importante que sepas que es lo que vas a hacer cada día y tenerlo todo planificado (pero con flexibilidad). Por eso es muy conveniente que hagas un horario de estudio diario pero que tiene que ser realista, teniendo en cuenta tus capacidades, realizable y factible y también flexible y preparado para los imprevistos, donde no solo esté reflejado el tiempo de estudio sino también el tiempo de ocio y descanso. Recuerda que cada hora debes descansar 10 minutos.

*         A la hora de hacer tu horario piensa cual es el mejor momento para estudiar, según tus condiciones, y siempre empieza por las asignaturas más fáciles para pasar posteriormente a las más difíciles y terminar con otras también fáciles.

*         Las horas de ocio también son importantes, no te olvides de ellas.

*         Debes dormir una media de 8 a 10 horas, es fundamental para luego rendir bien.

 

PLANIFICAR EL ESTUDIO

 

 El doctor López es un cirujano con una gran autoestima: se considera un gran profesional. Ha escrito  como organiza su tiempo de trabajo y tú vas a valorar si lo hace bien o mal. Marca una de las dos casillas a la derecha de la frase: 

 

BIEN

MAL

BIEN

MAL

Opero cuando tengo ganas. Mis pacientes saben que les voy a operar, pero nunca fijo fecha.

 

 

 

 

Siempre dejo el último al enfermo más difícil. Cuando le toca estoy tan cansado que prefiero dejarlo

 

 

 

 

A veces, cuando estoy en el quirófano con todo preparado, no me siento inspirado y aplazo la intervención para el día siguiente.

 

 

 

 

Muchas veces empiezo a operar y a los cinco minutos lo dejo para descansar.

 

 

 

 

A veces trabajo durante horas y horas sin descansar ni un minuto, pues he demorado tanto las intervenciones que se acaban las posibilidades de salvar a mis enfermos, pero así siempre he salvado a alguien.

 

 

 

 

En general, estoy meses sin operar, y antes de las vacaciones, opero desesperadamente.

 

 

 

 

Muchas veces me pongo a intervenir a un enfermo y no sé de qué le tengo que operar.

 

 

 

 

En general nunca tengo mucha idea del trabajo que hay por delante, aunque sé que me esperan pacientes pendientes de operar.

 

 

 

 

A veces reservo diez horas para una intervención muy sencilla.

 

 

 

 

Otras veces sólo reservo diez minutos para hacer una operación complicada.

 

 

 

 

Cuando me llaman por teléfono en medio de una intervención, por supuesto que la interrumpo, pues seguro que será más importante que lo que estoy haciendo. Lo mismo hago si me hablan o si recuerdo algo que tengo que hacer.

 

 

 

 

Mientras estoy operando me gusta pensar en lo que haré el fin de semana con mis amigas y amigos, sirve para hacer más llevadero el rato.

 

 

 

 

Cuando tengo que hacer una operación, no lo anoto en ningún sitio, o uso papelitos que se me pierden pero casi siempre me acuerdo.

 

 

 

 

Piensa si te dejarías operar por el doctor López...  

Ahora vamos a hacer un ejercicio más personal: vuelve a leer las frases del cirujano, pero sustituyendo:

       Donde dice operar/intervenir,q lee estudiar/trabajar.

       Donde dice enfermo, paciente,q lee materia / asignatura. 

Al mismo tiempo, piensa si las nuevas frases dicen cosas que se te podrían aplicar. Marca las casillas con fondo oscuro si la frase vale para ti, o No si no es ése tu caso... 

Si el número de veces que has contestado Si es superior a cuatro deberías buscar la forma de organizarte mejor. 

PLANIFICACIÓN 

A continuación tienes unas frases referidas a la planificación y utilización del tiempo de estudio. Al  final de cada una, marca la casilla SÍ si las frases valen para ti Y NO en caso contrario 

CUESTIONES

NO

1.Dejo para última hora casi todo lo que tengo que hacer o estudiar

 

 

2.No he conseguido habituarme a trabajar diariamente un tiempo fijo    

 

 

3.En casa no tengo horario o agenda de estudio                                 

 

 

4.A veces dejo sin acabar el trabajo o el estudio                                        

 

 

5.Pierdo mucho tiempo por no haber preparado lo necesario antes de empezar a trabajar y estudiar   

 

 

6. Mientras estudio o trabajo. suelo tener interrupciones que me roban tiempo              

 

 

7.Anoto en cualquier sitio los trabajos que tengo que hacer o los temas que hay que estudiar         

 

 

8. Empiezo a trabajar por lo que más me gusta o me es más fácil, y dejo para el final lo más difícil o desagradable.

 

 

 Si el número de es superior a dos, deberías dedicar algún rato a organizar su tiempo.

 LEYES PARA ORGANIZAR TU TIEMPO 

Esta actividad tiene como objetivo facilitar criterios que deben guiar la gestión del tiempo de tu estudio. Las leyes son: 

1. AUTONOMIA (Tú te lo guisas, tú te lo comes): Puedes pedir ayuda para organizarte., pero el que debe decidir y después cumplir eres tú. 

2. REGULARIDAD (Coge el ritmo): Dedicar diariamente al estudio alrededor de tres horas es más eficaz darse grandes palizas de vez en cuando. 

3. DOSIFICACIÓN (No te quemes las neuronas): Por cada hora dedicada a estudiar, debes descansar diez minutos, aunque no te sientas cansado. 

4. EXCLUSIVIDAD (Situarte en paradero desconocido): Durante el tiempo de trabajo evita lo que te pueda distraer. Aplaza para el tiempo libre cualquier otra cosa. Que nadie te moleste; eres un profesional. 

5. PRIORIDAD (Dales lo que se merecen): Asigna a cada área el tiempo de forma proporcional a su dificultad. 

6. ORDENACIÓN (Ponlos en su sitio): Empieza a trabajar por las áreas que consideres de dificultad media. sigue con las difíciles y acaba por las fáciles. Los científicos aseguran que es lo más práctico. 

7. AGENDA (Déjalo todo escrito): Hazte con una agenda, que te acompañe a todas partes. Escribe en ella tus proyectos y todo lo que tienes que hacer. Tu agenda será tu jefa: ella te indicará siempre qué tienes que realizar. Úsala con exigencia.

 

UN CASO PRÁCTICO.

Dale tiempo al trabajo y trabajo al tiempo 

Se trata de facilitar una guía que sea la referencia para confeccionar una programación adecuada.

María Jlosé, que estudia 3º de ESO, se considera una profesional. En su agenda asigna un tiempo para trabajar y un trabajo para cada tiempo. No es muy inteligente: algunas cosas le cuestan mucho esfuerzo, pero tiene muy claro lo que quiere y nunca ha suspendido. 

• Ella escribe con lápiz para rectificar si es necesario. 

• No trabaja igual todas las semanas: a veces le quita tiempo a un área para ponérselo a otra; a veces dedica una hora más o una hora menos; también ha trabajado en fin de semana  pero siempre realiza lo que tiene programado 

       ¿Serás capaz de organizar tuq propia agenda? ¿Cómo te gustaría que fuese? 

       Piensa y escribe losq criterios que vas a elegir para organizar tu agenda.

 

 

 

 

Elabora tu horario de trabajo

 

 

A. Aspectos claves en una buena planificación del tiempo. 

En toda planificación del tiempo de­dicado el estudio se consideran generalmente cinco aspectos básicos. Debe ser: 

a) Realista en dos sentidos: pri­mero, en cuanto a tus aptitudes, tus deficiencias, tu edad, tus necesidades de jugar y de divertirte, y segundo, en cuanto a que el plan de trabajo lo vas a cumplir cada día con tesón y esfuerzo. Es decir, que no va a ser algo que queda muy bien en teoría, pero no cumples en la práctica.

Un ejemplo claro de planificación realista y al mismo tiempo personal sería el de un estudiante hiperactivo de diez años de edad que necesita estudiar sólo durante períodos muy cortos de tiempo porque su sistema nervioso no le permita mantener la concentración durante mAs de quince o veinte minutos, y después hacer otra cosa o descansar un poco.

b)     Personal, es decir, elaborado por ti mismo, aunque te sirvan de ayuda los consejos de tus padres y profesores. La planificación personal significa también, como es natural, que debes adaptarla a las dificultades que entrañe para ti cada asignatura, a tus aptitudes intelectuales, a tu nivel de rendimiento, etc. Por ejemplo, si la asignatura de lengua es para ti pan comido, mientras que las matemáticas son un hueso duro de roer, la planificación personal bien hecha debe asignar mAs tiempo al trabajo personal sobre matemáticas, al trabajo en grupo y a las preguntas continuas al profesor y a las personas que puedan aclarar tus dudas en esta materia.

c) Flexible, lo cual no significa que cuando te venga en gana encuentres una excuse para dejar el estudio para el día siguiente. Un plan flexible es el que incluye tiempos de reserva que puedes emplear, en el caso de que hayan surgido imprevistos. Por ejemplo, has tenido que marchar con tus padres un fin de semana y no te ha sido posible repasar una lección y hacer unos ejercicios. Entonces te diviertes durante el fin de semana y el domingo, por la tardenoche que normalmente no estudias, lo dedicas ahora excepcionalmente a terminar tus trabajos para tenerlos a punto el lunes por la mañana.

d) Revisable. Debes ser sincero contigo mismo y corregir, cuando sea necesario, aquello que no funcione bien en el plan do trabajo personal que te has trazado. 

e) Por escrito y entre tus ojos, cerca de la mesa de estudio. El plan de estudio debe ser algo muy concreto y puntual que te obligue a ser exigente contigo mismo. Por eso debes escribirlo y atenerte fielmente a él. 

8. Variables a tener en cuenta para asignar racionalmente, el tiempo a cada asignatura. 

a) Grado de dificultad que entraña cada asignatura para ti en concreto: para averiguarlo pueden servirte los resultados obtenidos en el curso anterior, tu propia experiencia y la opinión de tus profesores y de tus padres.

La dificultad puede ser: mucha, bastante, normal, poca y mínima.

b) Aptitud o capacidad real  que tienes para cada asignatura: los resultados obtenidos en cursos anteriores pueden servirte de referencia si has sido un estudiante trabajador  y esforzado. De no ser así, debes guiarte por el juicio del profesor y por tu propia experiencia de las pocas veces que hayas puesto interés y aten­ción en clases para ver si tu capacidad intelectual es muy alta, media, media baja, limitada.

c) La actitud es lo mismo que el interés y el esfuerzo que demues­tras en cada asignatura. Puede ser muy positiva, positiva, poco esforzada. Indiferente, pasiva, negativa.

d) Nivel de exigencia del profe­sor: Puede ser excesivo, muy grande, grande, normal, escaso. Puedes averiguarlo por otros estudiantes y por ti mismo.

e) Metas o expectativas que pre­tendes. Aspiras a obtener unos resultados de sobresaliente, notable, bien, suficiente.

f) Tiempo asignado. Para calibrar bien el tiempo que debes asignar a cada asignatura, teniendo como meta unos resultados concretos, debes conjugar perfectamente todas las variables que terminamos de exponer , sin olvidar que el tiempo trabajo personal en casa no debe exceder de tres horas.

 

 

regresar inicio                                             regresar a recursos aprendizaje